Tal y como demás sectores de diversa índole, el sector Cloud ha ido cambiando, evolucionando y progresando a lo largo de los años, así como las preocupaciones de las empresas en su proceso de migración al Cloud Público.

En un inicio, y a lo largo de los primeros años de colaboración de Ackstorm con empresas pertenecientes a varios ámbitos de negocio, la principal inquietud era la Seguridad, algo que a día de hoy ha dejado de cuestionarse por razones obvias.

Sin embargo, en los últimos años, y gracias a la madurez del Cloud Público, se nos han trasladado otro tipo de preocupaciones por parte de figuras como CIOs y CEOs tras llevar a cabo sus proyectos: la Gestión de Costes del Cloud, motivo por el cual nos gustaría hacer un análisis y reflexión en el siguiente artículo.

Lo que en un principio era un modelo tradicional de inversiones (CAPEX) en TI que ocasionaba sobredimensionamiento de recursos, ha dado paso a una modalidad de pago por uso que permite Optimizar y ajustar costes respecto al diseño anterior.

Si bien, también es cierto que en el Cloud Público debemos diseñar mecanismos de control óptimos para evitar sobrecostes o incluso alguna que otra sorpresa a final de mes, al no existir una limitación de recursos.

Según el último estudio de Rightscale 2018 State of the Cloud Report, son muchas las empresas que tienen como foco principal la Gestión de Costes Cloud, usando para ello mecanismos automáticos o manuales, tales como:

  • Apagado de servidores o servicios fuera de horas de uso.
  • Eliminación de Storage inactivo.
  • Redimensionado de tipo o tamaño de máquinas.
  • Monitorización del correcto uso de instancias.
  • Descuentos por uso sostenido.
  • Uso de instancias por región o proveedor cloud de menor coste.
  • Uso de nuevas tecnologías cómo Docker, Kubernetes o grupos de autoescalado.

Tal y como se muestra en el siguiente gráfico de nuestro sistema de monitorización basado en Grafana (del que podéis descubrir mucho más en nuestro artículo sobre él), en Ackstorm somos capaces de hacer una estimación de los costes que supondría una arquitectura Cloud, así como del ahorro fruto de aplicar estas técnicas que comentamos anteriormente sin verse afectado el servicio y la arquitectura base.

Desde Ackstorm hacemos uso de los últimos mecanismos de que disponemos para ser capaces de ofrecer el mejor coste posible y servicio en la arquitectura que gestionamos. Para ello usamos sistemas de monitorización que permiten obtener métricas y volumetrías que evitan sobresaltos en los costes, así como delimitar un exhaustivo control de los mismos.

Como consecuencia a todos estos protocolos, permitimos que el equipo de Soporte Técnico actúe a tiempo en caso de detectar cualquier posible alarma o anomalías no controladas en el funcionamiento del proyecto, responsables finales de ocasionar un aumento en los costes de la arquitectura.