[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Los llamo pelotón pero son los  actores de nicho. Es una crítica común a las interpretaciones al estudio de Gartner que un actor que se encuentre en la parte baja de la clasificación no significa necesariamente que haga las cosas mal, sino que la calificación es baja en relación al estudio y en particular con los líderes. Estar en el cuadrante de operadores de nicho no significa que las compañías no tengan beneficios ni que sus clientes están descontentos, tan solo la evaluación les sitúa ahí e indica que tienen grandes márgenes para incorporar nuevas tecnologías y servicios y pueden acceder a un mercado que no aprovechan. En otras palabras no es que lo hagan mal es que los líderes lo hacen mejor.

 

Gartner IaaS 2016

 

Una de las cosas que más me han llamado la atención es la escabechina de proveedores respecto al 2014 (estudio de mayo 2015). Nada menos que han reducido una tercera parte de participantes, de 15 a 10. Entre ellos HP, que cerró la división cloud, o Joyent, absorbida por Samsung, otros como  CSC que tras fusionarse con la división enterprise de HP saldrá en el cuadrante de servicios gestionados (supongo).

 

La segunda cosa que me ha llamado la atención es la bajada de puntuación de este grupo de  participantes respecto al año pasado, bien porque no se han movido y los líderes han mejorado, bien porque se interpreta que han empeorado.

 

No tiene mucho sentido que haga un resumen de todos los jugadores, solo de los que tienen cierta implantación y clientes en España.

 

Rackspace

 

Esta compañía basada en tecnología OpenStack está bien encaminada en el sector que nos atañe y llega a gestionar hasta soluciones Cloud de terceros. La automatización de su IaaS y  el precio de sus productos se complementan con soluciones de computación basadas en Microsoft y VMware.

 

Pero están enfocados al ecosistema de Pymes y además  en el sector de hosting barato y debería salir de este nicho y entrar en clientes más empresariales. Además tiene un alto riesgo de ser adquirida por uno de los grandes con incierto futuro.

 

 

VMware

 

Ha sido el líder en virtualización por años con una extensísima red de clientes y colaboradores y su fuerza reside en las soluciones basadas en el Hybrid Cloud. Sus servicios Cloud parten de la ventaja de los productos implantados en miles de departamentos IT.

Pero sus servicios IaaS no se expanden alrededor del planeta y sus soluciones ampliamente aceptadas entre el personal IT no encuentra en los departamentos comerciales posibilidades de negocio, y para acabar, su canal no tan es amplio como para abarcar mercados interesantes.

 

 

NTT com

 

Es una compañía global con una dilatada experiencia en servicios tecnológicos. Especialmente fuerte en el Área de Asia/Pacífico, tiene algunas características muy interesantes de precio de tráfico entre diferentes localizaciones mundiales.

El estudio incide en la falta de integración entre diferentes productos y servicios del portfolio que se espera que durante el 2016 liberen nuevos desarrollos y servicios que mejoren esta situación.

 

 

Fujitsu

 

Según Gartner su tradición y su fuerte estructura de ventas y clientes es su gran fortaleza y además están desarrollando nuevos servicios de IaaS, PaaS y SaaS.

Ahora bien, están empezando y su plataforma tiene ciertas retrasos (el estudio usa la palabra “lags”) que entiendo que quieren decir que la plataforma es inmadura.

 

 

 

IBM Softlayer

 

Ibm tienen un extenso portfolio asociado que complementa con sus servicios gestionados. Softlayer es una de las compañías de hosting con historial más dilatado. Su extensión mundial es de las más remarcables del estudio y sigue creciendo.

Pero no han avanzado significativamente en la tecnología que ofrecen, siguen más ofreciendo hosting avanzado que servicios propiamente en Cloud. Y con un toque de atención a la orientación de la compañía que no distingue entre servicios Cloud y no Cloud en el portal.

 

Y con esto cerramos nuestra trilogía dedicada al análisis Gartner. Veremos qué nos depara el del año próximo.

 

Yo me quedo con la idea que Gartner sabe analizar por qué sabe que es el IaaS , qué tecnologías comprende, qué productos y servicios y cómo se ofrecen y deben funcionar.

Me han gustado mucho las críticas a quien no diferencia entre hosting y cloud, lo indica y advierte a quien juega al despiste.

 

Entre líneas, es el momento de madurez del IaaS que permite el uso progresivo de PaaS en los próximos años.

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]