Seleccionar página

 

Actualmente se distinguen tres modelos basados en la tecnología del Cloud Computing: cloud público, cloud privado y cloud híbrido. Los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir una modalidad u otra se fundamentan básicamente en las necesidades técnicas y empresariales de cada negocio.

En el caso de no contar con un departamento IT que pueda asesorar sobre tales soluciones; existen empresas especializadas en proporcionar servicios IT como Ackstorm que ofrecen consultoría, diseño e implementación sobre todo tipo de plataformas Cloud. A continuación se exponen algunas consideraciones y recomendaciones que justamente los profesionales de Ackstorm tienen en cuenta con los proyectos de sus clientes en una primera fase de asesoría.

 

Cloud Público:

El Cloud Público es aquél modelo del Cloud Computing en que las aplicaciones y servicios de los usuarios se ofrecen vía Internet; ofreciendo un servicio “as a Service” que comprende plataformas como IaaS, PaaS, SaaS y DaaS y que se basa en un patrón de pago por uso. Los principales beneficios de la nube pública se resumen en tiempos de entrega de servicios más rápidos, una mayor escalabilidad que acaba permitiendo a las empresas crecer al ritmo de las necesidades que requieren sus negocios y ahorrar en costes e inversiones de Hardware y consumo eléctrico.

Teniendo en cuenta estas características; no es extraño que se recomiende el Cloud Público para aquellas organizaciones que necesitan desplegar sus servicios de manera rápida y a bajo coste, mientras que cuentan con un sistema de escalado ágil y eficiente.

 

Cloud Privado:

La principal característica de la nube privada es que es administrada por la misma organización a la que sirve; la cual es la única que tiene acceso a la plataforma para gestionarla internamente. Esta auto-gestión permite que, a diferencia del cloud público, se pueda apostar más por la seguridad de tal infraestructura. Y es que la nube privada es compatible con soluciones de seguridad avanzada y alta disponibilidad con el fin de evitar ataques, intrusiones o caídas, entre otros incidentes que puedan afectar a la disponibilidad o rendimiento de la plataforma.

Así pues, las empresas que tienen en sus aplicaciones y servicios online un canal crítico para su negocio se les recomienda altamente optar por alojarlas en plataformas de cloud privado desde las que poder gestionarlas internamente a la vez que siguen optando por la flexibilidad de la virtualización para repartir cargas de trabajo entre servidores.

 

Cloud Híbrido:

Una nube híbrida se trata de la combinación de tecnologías de cloud privado y cloud público, hecho que posibilita que una empresa pueda beneficiar-se de las ventajas que aportan ambas modalidades. Por un lado; las empresas interesadas en este tipo de Cloud pueden ejecutar aplicaciones y servicios que requieren de una gestión interna avanzada y contar con una mayor seguridad frente ataques, intrusiones y caídas mientras que, por otro, pueden seguir recurriendo a la flexibilidad de escalado que brinda la nube pública.

Como se ha comentado anteriormente, éstas son recomendaciones generales que pueden resultar útiles antes de poner en marcha un proyecto vinculado a la nube. Sin embargo, en caso de querer recibir una asistencia completa para recibir asesoramiento sobre el diseño y el proceso de implementación de las diferentes modalidades de plataformas Cloud, como punto de partida, es altamente aconsejable contactar con empresas especializadas en tales soluciones como Ackstorm.